Aunque sabe que el retiro es inevitable, el bailaor español se motiva cada vez que sube al escenario. Este fin de semana se presentará en México Con 32 años de carrera artística, Joaquín Cortés acepta que el paso del tiempo es inevitable y que el retiro se acerca, pero mientras ese momento llega el bailaor sigue encontrando motivación para subir al escenario en su pasión por la danza, como lo hará este 8, 9 y 10 de agosto en tres ciudades de la República Mexicana.

“El retiro llegará, es ley de vida, somos mortales, la cosa es que yo cada día que me subo a un escenario me siento cada vez mejor, yo sé que el día que ya no tenga fuerza diré ‘señores se acabo mi momento, ahora voy a producir, dirigir, coreografiar e intentar sacar nuevos talentos’. De momento sigo aquí y no sé el tiempo que me queda, no me va a quedar mucho eh”, comentó bromeando Joaquín Cortés.Unknown

El cordobés señaló que para seguir adelante con su proceso creativo, procura mantener esa espontaneidad que los niños tienen, y que lo lleva a seguir descubriendo y aprendiendo, pero sobre todo, “lo que me mueve es el amor que siento a la danza, a la música, en definitiva a la cultura y al mundo del arte, hay que dar gracias a Dios, porque tengo una de las carreras más longevas como artista, llevó 32 años y sigo aquí”.

Quien se ha convertido en uno de los íconos del flamenco en el mundo, declaró que como parte de su legado es el haber revolucionado el concepto de este arte en movimiento. “Puedo decir que hay un antes y un después en la danza española del flamenco cuando aparecí yo, porque fui un rebelde con causa, cree un estilo propio, una historia distinta, y hoy en día la inmensa mayoría de las compañías españolas, casi todas, es muy difícil que no se acuerden de Joaquín Cortés, aunque a veces no lo nieguen o no lo reconozcan”.

Y agregó con un dejo de orgullo, “después del gran Antonio Ruiz y luego Antonio Gades, luego hay Joaquín Cortés, y las compañías venideras están de alguna manera copiando ese cambio que ha tenido Joaquín Cortés, porque lo tienen que hacer, porque fue un cambio en todos los sentidos, escenográfico, coreográfico, vestuario, iluminación, etcétera”.

Como en casa

Una de los cosas que a Joaquín Cortés le gusta de México, es el amor que el público le manifiesta en cada una de sus presentaciones y que él trata de corresponder en cada actuación, por eso lo visita continuamente.

“Es una conexión muy buena, sobre todo por el afecto que he recibido, por el cariño del público, yo creo por eso venimos tanto a México, evidentemente hay una historia con el país muy cercana”, dijo.

Es por eso que Cortés realizará un serie de presentaciones este 8, 9 y 10 de agosto en Querétaro, Puebla y León, respectivamente, con su espectáculo Gitano, en el cual mezclará el flamenco con el ballet clásico y la danza contemporánea, acompañado de siete bailarinas.

Además tendrá músicos en vivo que se encargarán de interpretar melodías originales, en las cuales el jazz, música latina y clásica, se fusionarán con el flamenco. “La línea es un poco el estilo personal que hice hace muchos años, que es esa fusión, ese mestizaje cultural que gracias a tantos viajes por el mundo me he podido cultivar con tantas cosas, soy un privilegiado”.

El bailarín explicó que en esta ocasión no pisará la ciudad de México, porque considera que es importante llevar la cultura y el arte a la mayor cantidad de plazas posibles, pero espera regresar en octubre con un poco más de fechas en las que pueda incluir en Distrito Federal. Gracias Sughey Baños del El Universal por este articulo.

Aqui esta el video:http://www.youtube.com/watch?v=-D5xB7RThio